miércoles, 31 de julio de 2013

Yolanda Saenz de Tejada: "La poesía me ofrece la herramienta de hablar de sexo sin caer en el porno"


Yolanda Saénz de Tejada califica su última novela ‘Cada gota de tu vida’ como “un juego (en el que un grupo de amigas) conocen cómo empieza pero del que están muy lejos de saber como acaba, y durante el transcurso del cual se descubrirarán a ellas mismas pero, sobre todo, descubrirán hasta donde son capaces de llegar. Con mil proyectos siempre en la mano, hace unos meses publicó ‘El per-verso libro de las carencias del alma’ y ahora continúa embarcada en la segunda parte de esta obra de las que nos habla en el club.
Me he enterado que creó un buzón ‘anónimo’ para que todas las chicas que conocía le contaran sus experiencias sexuales…
Sí, abrí una cuenta de correo y le envié un mail a todas las mujeres de mi lista de correo. Ahí les pedía que me contaran todo lo que quisieran sobre sus fantasías sexuales y te aseguro que fue de lo más inspirador.
¿No se le baja el libido de pensar que comparte apellido con la vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría? 
jajajaaj, no comparto apellido jaja, aunque muchos se equivocan. Mi apellido es compuesto: Sáenz de Tejada, diríamos que comparto un trocito solamente, lo justo para saber que las diferencias son las que nos han de definir J
Poeta y ensayista…pero un buen día coge y escribe una novela erótica ¿Cómo es eso?
Empecé un relato más largo de lo normal y no podía dejar de escribir. Creé los personajes y comencé, de forma independiente, a darle vida a cada una de las chicas. Una vez que estaban ya viviendo en mi piel, ellas mismas se instalaron en mi cerebro y fue como una enfermedad maravillosa. Recuerdo esos meses como febriles y alucinantes.
‘Cada gota de tu vida’ trata de un grupo de amigas que llevan una vida perfecta hasta que se da cuenta que quizás son algo sosas en la cama…¿cree que esto es un mal endémico?
No, yo no creo que ninguna de ellas piense que su vida es perfecta; en absoluto. Cada una de ellas, al contrario, tiene una vida detrás que no ha contado nunca. De hecho, el juego sexual destapa muchas carencias de cada una que va compartiendo. Pero todas saben que tienen esas carencias, incluso alguna, como Carmen, la tiene siempre presente al recordar su vida pasada.
¿Son sosas en la cama estas chicas?
No, realmente cada una vive su sexualidad de forma satisfecha y libre. En el caso de Carmen, está feliz con Daniel y Alicia, por ejemplo, es muy libre. Lo que sí hace un guiño esta novela es a ser más libre a la hora de amar, algo que me parece fundamental.
¿Pensó en algún Brad Pitt o Angelina Jolie mientras que describía las escenas de su novela?
jajajajjajaj, pues la verdad es que no, que no son prototipos para mí de personas con las que mantendría una relación de sexo.
En su novela juega mucho con la narración poética, ¿es esta la mejor arma para hablar de sexo?
Bueno, para mí sí. La poesía me ofrece la herramienta de hablar de sexo sin caer en el porno, algo que no me engancha igual. Invierto horas y horas en que la narración quede muy erótica pero no tan explícita. De esta forma, dejo al lector que, gracias a la estimulación sensorial recibida, ponga él la guinda. Adoro la poesía trabajada para un fin y en mi caso es conseguir con ella una buena historia.
La gran mayoría de las novelas eróticas tiene la característica de contar con una portada oscura y usted coge y pone la portada rosa…¿Por qué motivo?
La editorial cree en los diseños de las portadas que les ofrezco y eso me permite crear lo que a mí me gustaría encontrar. Cada gota de tu vida es una historia de amigas que inician un juego sexual y hablan de emociones y de cómo superar objetivos. Para mí, eso, es rosa…
¿Antes de escribir ‘Cada gota de tu vida’ que novelas eróticas había ojeado?
Había consumido mucha poesía erótica y leído a Annais Nin, también la sonrisa vertical, desde que era muy joven. Pero no es una lectura que haya buscado, la he leído de la misma forma que leo autoayuda o empresa.
Sexualmente hablando ¿cómo calificaría ‘Cada gota de tu vida’?
Como una novela en la que el sexo es cotidiano y que está basado en las fantasías de mujeres reales, como tú o como yo.
¿Nos dedicas una pequeña poesía-sexual para Te confiaré un secreto?
Claro!!!!
Me has plantado un demonio dulce en las vértebras.
Ahora, no me dejes sola.


El cuerpo.
El mío.
Tus dedos que
lo desabrochan
(mis lunares,
los botones
a punto de
reventar).

Los labios.
Los tuyos.
Mis dientes que
los encadenan
(tus hoyuelos,
la tierra de
mi tumba).

Las ganas.
Las nuestras.
Nuestros gritos
que volcanizan
el mundo
(la demencia,
mi conjugación
del presente
continuo).

Estamos
extraviados
(soy una perdida).
Bendita
locura.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada